Se buscan personas de doctrina clara, juicio justo y designios firmes para quienes EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS.

La política ha de ser actividad noble y necesaria al servicio de la justicia y de la paz social. No nos sirven políticos mesiánicos que regalan falsas ilusiones con tal de lograr el poder, sino aquellos que,siendo lealesdepositarios de una confianza colectiva, se manejan con responsabilidad y magnanimidad, como promotores del bien común y prestan más importancia y atención al ciudadano.