ECPM Advierte de los riesgos del cambio del sistema electoral Europeo

Durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo de esta semana en Estrasburgo, una estrecha mayoría de eurodiputados votó a favor de una resolución que pretende reformar el sistema electoral para el Parlamento Europeo (PE). Las cosas clave que propone la resolución son bastante preocupantes. Desde ECPM hemos emitido un comunicado mostrando la preocupación que esta propuesta nos supone.

Los cambios electorales propuestos socavan la soberanía de los Estados miembros

En primer lugar, se aplicará un umbral mínimo del 3,5% para los distritos electorales más grandes, una medida que afectará de manera desproporcionada a los partidos más pequeños de los distritos electorales más grandes en los países más poblados. Alemania es el único país afectado (Francia e Italia ya tienen un umbral). La imposición de una barrera electoral, como un umbral mínimo, fue declarada inconstitucional en Alemania en 2014 por el Tribunal Constitucional Federal. Aunque la intención declarada de la resolución pretende ser una mayor democratización del proceso de elección del PE, imponer un umbral tiene el efecto contrario. Favorecerá a los partidos establecidos más grandes en distritos electorales tanto grandes como pequeños, lo que hará que las personas que deseen votar por un partido local más pequeño duden, pensando que sería un “voto perdido”.

ECPM es el único Partido Político Europeo basado en fundamentos Cristianos.

Los beneficios de favorecer los partidos más pequeños que están representados a nivel nacional y europeo son múltiples:

· están más cerca y en contacto con los ciudadanos y sus prioridades (participación directa);

· los partidos más pequeños pueden abordar temas o problemas específicos que los partidos más grandes no abordarán;

· fomentan un ambiente de debate más rico y una oportunidad para que todos sean escuchados;

· representan minorías políticas, lo cual es esencial para la vitalidad de la democracia;

· son más flexibles e innovadores debido al tamaño más pequeño;

· se evita el uso indebido de fondos o el fraude, que habitualmente se encuentran en partidos más grandes.

La segunda gran propuesta de la resolución que nos preocupa es la creación de una circunscripción de toda la Unión, en la que 28 diputados (además de los 705 existentes) serían elegidos para el PE a partir de una lista electoral transnacional. Los ciudadanos de la UE tendrían entonces dos votos en las elecciones europeas: uno para un candidato de su país y otro para el distrito electoral de toda la Unión, donde podrán votar por candidatos de toda la Unión. El presidente de la Comisión Europea también se decidirá de acuerdo con los resultados de las votaciones en la circunscripción de toda la Unión.

Aunque acogemos con satisfacción la idea de que los ciudadanos de la UE desempeñen un papel en la decisión del líder de la Comisión, la consecuencia clara de esta propuesta es una mayor centralización del poder a nivel de la UE, lejos de los gobiernos nacionales. Este modelo electoral sería la base de una Unión Europea federal, a la que se opone ECPM.

El tercer aspecto que nos preocupa es establecer el 9 de mayo como el único día en que pueden celebrarse las elecciones europeas, independientemente del día de la semana.

ECPM reconoce la importancia del 9 de mayo para la creación de la Unión Europea y la respeta, pero en los casos en que coincida con una fiesta religiosa o con el domingo, creemos que se debe respetar el significado religioso.

Para las próximas elecciones europeas, por ejemplo, el 9 de mayo es el día de la Ascensión, un día muy significativo para los cristianos de todo el mundo. En muchos países europeos, también es fiesta nacional. Excluir a las personas del proceso democrático más básico debido a sus creencias religiosas es incompatible con los valores europeos. Sería injusto y contrario a otras políticas europeas hacer que los trabajadores electorales y otro personal trabajen en domingo, en caso de que el 9 de mayo caiga en domingo. Cada Estado miembro debería ser libre de organizar sus propias elecciones europeas como mejor le parezca.

Es una pena que propuestas positivas, como animar a los Estados miembros a facilitar el acceso al voto de las personas con discapacidad e implicar más a la juventud europea en las elecciones europeas, se vean eclipsadas por las medidas radicales, federalistas y de gran alcance detalladas anteriormente. Confiamos y esperamos que el Consejo Europeo rechace esta iniciativa legislativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *